PIDE TU CITA AHORA

INJERTO CAPILAR

TRASPLANTE CAPILAR CON LA TÉCNICA FUE

 

¿En qué consiste?

El trasplante capilar con técnica FUE (Follicular Extraction Unit) es el  trasplante de pelo más avanzado para tratar calvicies y alopecias tanto en hombres como mujeres.

¿Qué es la técnica FUE?

Podemos definir el trasplante de pelo con la técnica FUE como la técnica de microinjerto capilar para una redistribución sistemática de los folículos pilosos.  Consiste en injertar “unidades foliculares” (grupos de 1, 2, 3 o 4 folículos pilosos tal y como vienen determinados de forma natural). Podemos resumirlo en folículo por folículo.

Estos injertos son extraídos bajo anestesia local de la zona posterior y/o lateral del cuero cabelludo (lo que llamamos zonas donantes), y tras prepararlos minuciosamente, son introducidos mediante microincisiones en las zonas alopécicas o de escaso pelo, que podrían evolucionar hacia la calvicie (zonas receptoras).

 

¿El pelo se puede volver a caer?

Al obtenerse los injertos de las áreas posterior y lateral de la cabeza, que son zonas genéticamente programadas para no caer, una vez injertados en las áreas a repoblar, estas no se ven afectadas por los estímulos hormonales causantes de la calvicie y pueden continuar creciendo.

 

¿Cómo se realiza la técnica FUE de trasplante capilar?

A nivel de la zona donante es necesario el rasurado de la cabeza ya que es la medida idónea para la extracción de las unidades foliculares.

Existen 3 formas de afrontar el rasurado:

  1. Rasurado total: se rasura todo el cuero cabelludo. Es el rasurado de elecció
  2. Rasurado parcial: se rasura sólo la zona donante, dejando la zona anterior y superior con el mismo aspecto. Esto permite igualar el corte de pelo transcurridos unos días, con lo que el cambio de imagen no es tan radical como en el primer caso.
  3. Flaps o cortinillas: se rasuran fragmentos de la zona donante, con lo que el pelo largo cae por encima de dichas zonas y lo disimula totalmente.

En la técnica FUE podemos distinguir dos fases diferenciadas:

  • Fase 1: Fase de extracción que requiere habilidad, experiencia y precisión por parte del cirujano y de las técnicas especialistas. Para ello se utilizan unos microbisturís cilíndricos de 0.8-1 mm de diámetro.
  • Fases 2: Fase de implantación: es el repoblado de zona receptora con las unidades foliculares extraídas mediante la utilización de implanters robotizados (FUETOR) o manuales. Como en muchos otros campos de la medicina, el trasplante capilar ha ido evolucionando al cabo de los años mejorando la técnica de implantación.
 
El implanter tiene aspecto de bolígrafo, y en él, las nuevas técnicas en trasplante capilar, cargan (o enhebran) la unidad folicular, una a una, para realizar posteriormente su implantación en el cuero cabelludo.

Con el implanter puedes ajustar la distancia entre las unidades foliculares implantadas para dar al trasplante capilar la densidad folicular deseada. No hay que olvidarse tampoco de la mínima lesión en la piel que se produce con el uso de los implanters permitiendo una rápida recuperación del cuero cabelludo, sin marcas visibles.

 

¿Soy un buen candidato/a para tratar mi calvicie con un 

trasplante capilar con la técnica FUE?

 

Sí, si cumples con los siguientes parámetros:

  • Sufres pérdidas de cabello limitadas y controladas.
  • Deseas llevar el pelo corto y prefieres evitar la cicatriz lineal (técnica FUSS).
  • Tus zonas donantes iniciales son de alta densidad.
  • Quieres disimular cicatrices de trasplantes previos.

En el caso de no cumplir con estos parámetros, existe otra técnica consolidada conocida como la técnica de la tira o técnica FUSS.

¿Cuál es la principal ventaja del trasplante capilar FUE?

Debes asegurarte de estar en manos de especializadas, con la formación, equipamiento tecnológico y garantias sanitarias adecuadas. Sin embargo, como hemos indicado más arriba, la principal ventaja de la técnica FUE respecto al FUSS es que no deja cicatrices a simple vista. El proceso tiene un post operatorio más corto minimizando las complicaciones.

¿El pelo trasplantado se cae?

Vamos a tratar de responder a la pregunta que más escuchamos: pero doctor ¿el pelo trasplantado se cae? La respuesta corta es NO. Pero aquí te contamos la respuesta larga.

La alopecia androgenética o calvicie común consiste en la pérdida de pelo por la acción hormonal en pacientes predispuestos genéticamente. Está comprobado que el folículo piloso está bajo control hormonal ya que la acción enzimática de la “5 alfa reductasa” es la responsable del paso de testosterona a dihidrotestosterona y produce una aceleración de los ciclos capilares que conlleva el agotamiento prematuro de los folículos.

El trasplante de pelo es una redistribución a la vez sistemática y artística de los folículos pilosos y consiste en la introducción de unidades foliculares (grupos de 1,2,3 ó 4 folículos pilosos) tal y como vienen determinados de forma natural.

Se considera que el pelo trasplantado es un pelo definitivo aunque también es cierto que al igual que los pelos no trasplantados del resto de la cabeza se van perdiendo poco a poco por envejecimiento, algunos cabellos trasplantados tampoco son ajenos a este proceso natural y también se pueden ir cayendo con el paso de los años.

En este sentido se estima que un pequeño porcentaje de los pelos trasplantados se irán perdiendo por envejecimiento, aunque la dinámica de caída es muy inferior a la del pelo de las áreas anterior, superior y coronilla que tal y como hemos comentado al principio están bajo influencia hormonal y genética.

 

¿Qué es la fase de desierto?

El efluvio telógeno, shedding o shock loss, tras un trasplante de pelo es una circunstancia transitoria provocada por el estrés con la que hay tener paciencia y esperar unos meses, durante los cuales en algunos casos, podemos aplicar un tratamiento de PRP (plasma rico en plaquetas) en la zona con efluvio telógeno.

Por último, y siempre para transmitir la mayor seguridad posible al paciente, obviamente preocupado por su proceso de restauración del cabello, nos gustaría finalizar recordando que la caída del pelo producida por la alopecia no tiene nada que ver con el efluvio del pelo que puede producirse tras un trasplante de pelo. El efluvio en pelo trasplantado es la caída de los pelos que se puede producir en las primeras semanas después del trasplante de pelo a consecuencia del trauma post-quirúrgico al que los sometemos con todo el proceso (extracción, preparación e implantación). Una vez entra en fase de reposo empieza una nueva fase anágena o de crecimiento a partir aproximadamente del tercer mes del trasplante de pelo. A partir de aquí, el cabello injertado sigue desarrollando sus ciclos capilares con total normalidad.

Para entender mejor que es una unidad folicular es conveniente definir primero que es un folículo piloso. No es lo mismo, por lo tanto, una unidad folicular que un folículo piloso.

¿Qué es un folículo piloso?

Podemos definir el folículo piloso como una invaginación de la dermis que contiene la estructura necesaria para la formación del pelo o tallo piloso. Es decir, son las células de la piel encargados de crear el pelo. Este pelo, formado por el folículo piloso, puede permanecer en su folículo de 2 a 6 años, a partir de ese tiempo se desprenderá para dejar paso a un nuevo pelo. Esta renovación puede producirse hasta 25 veces a lo largo de nuestra vida, siendo el folículo piloso, una de las estructuras más activas del organismo. 

Esta renovación tiene lugar gracias a lo que se conoce como el ciclo de crecimiento del pelo, y que de forma esquemática, se divide 3 fases: Fase anágena (o fase de crecimiento), fase catágena (o fase de involución o de caída) y fase telógena (o fase de descanso o de reposo). Normalmente, hasta un 90% de los folículos pilosos se encuentran en fase anágena (crecimiento), mientras que entre el 10-14% restante se encuentran en fase catágena (caída) y hasta un 1-2% en telógena (reposo). La duración de estos ciclos varía según la zona del cuerpo. La fase de crecimiento o anágena dura 2-6 años en el cuero cabelludo, pero en función de la zona corporal, puede variar la longitud de la fase anágena.

Anatómicamente, el folículo piloso se divide en una porción superior y una porción inferior, siendo en esta porción inferior donde encontramos el bulbo (región proliferativa con células germinativas).

En el folículo piloso encontramos también otras estructuras anatómicas como la glándula sebácea (esta asociación entre folículo piloso y glándula sebácea se conoce como folículo pilosebáceo), encargada de lubricar el pelo gracias a la producción de sebo, y el músculo piloerector del pelo, responsable de la angulación del pelo y de que este se nos erice en determinadas situaciones. Destacar que, justo en el punto de inserción del músculo piloerector en el folículo piloso, encontramos una protuberancia conocida como bulge, en la que también encontramos células  germinativas, responsables, al igual que en el bulbo, de la regeneración del pelo.

¿Qué es una unidad folicular?

La unidad folicular podemos definirla como una agrupación de folículos pilosos. Esta unidad folicular puede estar formada por 1, 2, 3 ó 4 folículos pilosos (incluso más), y de cada uno de ellos se generará un nuevo pelo. Por eso, también podemos decir que una unidad folicular es una agrupación de pelos o vellos (si nos referimos a cualquier parte del cuerpo) o cabellos (si nos referimos al pelo del cuero cabelludo). 

 

¿Es lo mismo un cabello o pelo que un folículo?

Siendo estrictos, no podemos afirmar que un folículo y un pelo sea lo mismo, ya que son 2 estructuras anatómicas diferenciadas. El folículo piloso, da origen al pelo, o dicho más correctamente, da orígen al tallo piloso. Sin embargo, debido a que se entiende que un tallo piloso siempre estará unido a un folículo piloso, suelen emplearse ambos términos en la práctica diaria como sinónimos

 

Unidad folicular, folículo piloso y pelo en el injerto capilar

En cuanto al trasplante de pelo, la unidad folicular es la base para obtener el mejor injerto capilar posible. El buen manejo de la unidad folicular a lo largo del trasplante de pelo, así como una correcta clasificación, recuento e implantación, nos ha demostrado a lo largo de los años, que es la base principal para poder realizar los mejores trasplantes capilares.

De igual forma, el número de unidades foliculares extraídas es lo que suele determinar el precio de un injerto capilar. Es en este punto, donde es importante entender la diferencia entre unidad folicular y folículo, ya que, puede llevar a confusión en el entendimiento de un presupuesto de injerto capilar. Recordad que, una unidad folicular es una agrupación de folículos pilosos, y por tanto, no será lo mismo que os hablan de unidades foliculares que de folículos, y que en la práctica